Avisar de contenido inadecuado

Arturo Corcuera y Noé delirante

{
}

 TAGS:

Arturo Corcuera se convirtió en uno de mis poetas favoritos, antes de conocerlo en persona, apenas leí "Noé delirante", en la limpia y atractiva edición de 1966 (Madrid, ed. Jonás), en un tamaño acorde con su presencia niña de entonces, aunque ya contaba con la importantísima opinión del crítico español Carlos Bousoño: "Pocas veces llega a nuestras manos un libro de verdadera poesía. De ahí mi sorpresa al leer este libro del poeta peruano Arturo Corcuera. Lo primero que llama la atención en él es su riqueza imaginativa, su capacidad de apresar en rápido esguince intuitivo la relación oculta y necesaria entre dos cosas aparentemente remotas (...) En el actual panorama de la poesía, generalizadamente monótono, salvadas ciertas excepciones, la poesía de Corcuera que logra no sólo conmover, sino caracterizadamente sorprender, es algo así como un refrigerio y un oreo que el lector agradece". 

El libro fue creciendo con los años, en un crecimiento integral. Las ilustraciones de Tilsa Tsuchiya lo convirtieron  en un deleite de texto e imagen, singular en la poesía. Hoy es una obra famosa en la poesía de lengua española. Formalmente, tiene la siguiente estructura:

- Libro Primero. Presagios del diluvio. Comprende: La ventana del arca, Noé y los diablos azules, El arca y sus ojos de buey, En el monte de Hollywood.

- Libro Segundo. De los duendes y la villa de Santa Inés. Abarca: Salió Noé con sus hijos y su mujer, Nadiana recorre el Parque de las Leyendas, Ana Daniela se extravía en la casa de los espejos, Desde la ventana Rosamar espía el arca y Preguntas de Javier el adivino.

- Libro Tercero. Inauguración del otoño.

- Mi antiguo y nuevo testamento (Colofón).

- Óleos, retratos, objetos, afiches.

El autor,  la primera vez que pude verlo, cerca de la iglesia de San Francisco de Lima, me pareció bastante serio, hasta un poco indiferente o frío, en contraste con la alegría que desata Noé delirante en cada poema. Pero, más allá de la observación superficial,  la mirada de Arturo fue haciendo evidente un alma llena de inquietudes, capaz de desentrañar los juegos de este mundo, lo gracioso y tierno de los más sencillos vivientes, que fueron poblando mediante las extraordinarias figuras que encontramos en "Noé Delirante". 

Para nuestro deleite, algunos poemas:

FÁBULA DEL CANARIO

                           A Alejandro Romualdo

1

Trino,

lloro

fino,

rubia

lluvia

de oro.

2

Saltando

de alba en alba,

en una y otra rama

extiende su estribillo.

 

Cantarina jaula,

breve cántaro de cantos,

amarilla fontana.

 

El canario es el grillo

en la edición de la mañana.

FÁBULA Y SEMBLANZA DEL SALTAMONTES

Salta ríos,

salta bosques,

sueña saltar horizontes

- humildemente -

el atlético

saltamontes

FÁBULA Y METÁFORA DEL GALLO

Reloj despertador,

hijo apócrifo del papagayo,

pico alerta y clarinero.

 

 ¿Qué tiene el gallo

que se ha callado?

 

- Hay que llevarlo al relojero. 

 

FÁBULA DEL DRAGÓN Y EL OSO

En el aire de porcelana,

una pajarita de papel

y un osito panda

pinta, burla

burlando, el Dragón

Rojo.

 

Danza su vecino

el Oso y, burla

burlando, lo lentea

de reojo.

FÁBULA DE BUGS BUNNY

Viaja por el mundo

con su pata de conejo,

su sonrisa de conejo,

sus orejas y su traza

de conejo.

 

Bien provisto de valija:

hot dog, many dollars,

tabaco rubio,

cámaras Kodak

y repleta la vejiga

de Coca Cola.

En todas las ciudades:

"¡Bugs, go home!"

"¡Bugs, go home!"

 

Se le advierte y

se le advierte,

pero no le funcionan

las orejas

al Conejo de la Suerte.

FÁBULA DE RICO MC PATO, TÍO DE DONALD

Pato pata amarilla,

pato coupé,

pago Ford

de acornetado claxon

prepotente.

 

Non el pato de Pekín,

non el pato golondrino,

non la oca silvestre.

Es Rico Mc Pato,

tío de Donald,

sombrero texano,

líder Pato de Occidente.

 

Ala que alardea,

nada urraqueando,

de yate en yate

zambulléndose

en agua ajena.

 

Pato de disneylandia,

pato rico, pato

antipático de ruidosa

bocina: Mc Pa-to,

Mc Pa-to, Mc...

Pato mentecato,

presto ansiamos verte

guisado en el plato.

SERRANILLAS

1

Inquiere la campesina:

¿de dónde sacan las flores

su anilina?

2

¿Sentirá frío la oveja

si tirándola de un hilo

se desmadeja?

3

¿Suéter amarillo

sueña volverse la oveja

ahora que se hizo ovillo?

EL CABALLO Y SU SOMBRA

               A Carlos Bousoño

Silenciosa

al galope pasa

la sombra de un caballo blanco.

¿Y el caballo?

¿Y el jinete?

¿El jinete no llevaba sombra?

¿Por qué sola y blanca

la sombra del  caballo?

¿Qué callan las herraduras,

por qué callan?

 

Al galope pasa

hasta percerde en el horizonte,

presa de espanto la sombra indómita

del caballo sin rumbo.

DESTINO CIERTO

Nacimos tierra fértil

entyre agua limpia.

Somos el valle, el bosque,

la campiña, los ríos,

la indómita cascada.

 

Yo sé de dónde venimos

y a dónde arribaremos.

De tierra y agua somos

y en tierra y agua

nos convertiremos.

{
}
{
}

Deja tu comentario Arturo Corcuera y Noé delirante

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre